ver más

Diccionario de Lanza del Vasto, el discípulo católico de Gandhi 

El 29 de junio del 2019, durante un encuentro internacional de teología en Nápoles, el Papa Francisco motivó a los teólogos a incluir la noviolencia en sus agendas de reflexión. Durante su discurso el Papa mencionó explícitamente a Martin Luther King y a Lanza del Vasto como testigos cristianos de la noviolencia durante el siglo XX. Este artículo pretende sumarse a la invitación del Papa presentando el esfuerzo editorial que significó la redacción y publicación del Diccionario Lanza del Vasto

Cristianismo y noviolencia 

Compleja y problemática ha sido la relación histórica entre cristianismo y noviolencia. Por un lado, los evangelios parecen dejar en claro el carácter noviolento del mensaje de Jesús, y por el otro, muchas son las ocasiones en que las iglesias han bendecido y hasta impulsado guerras y actos profundamente violentos. 

Según León Tolstoi, éste era el gran pecado del cristianismo histórico, la gran incongruencia que convertía a todas las iglesias cristianas en las grandes representantes del anticristianismo en el mundo. Para Tolstoi, el mensaje evangélico se fundamenta en la invitación de Jesús a no resistir el mal con el mal, sino con el bien. Sólo así, al modo de Jesús en la cruz, se logra poner un alto a la espiral imparable de violencia: sin responder al mal con el mal. Así ha de interpretarse el poner la otra mejilla (Mateo 5, 39). 

Este mensaje ha llegado a inspirar no solamente a cristianos, sino también a quienes se encuentran en los márgenes del cristianismo, entre los que podemos recordar a Etty Hillesum y a Gandhi. La primera fue una joven judía holandesa que murió en Auschwitz a la edad de 29 años. Sistemáticamente se negó tanto a huir de la problemática que vivía su pueblo durante la Segunda Guerra Mundial como a unirse a alguna suerte de contraataque judío contra los nazis. Oportunidades no le faltaron, pero en cambio optó por trabajar en un campo de concentración asistiendo a los más marginados hasta que compartió su mismo destino en los hornos de Hitler. Por el campo de concentración donde Etty era voluntaria, cabe mencionar, llegó a pasar a Edith Stein en su camino hacia Auschwitz. No se conocieron ni intercambiaron palabra, pero compartieron a otro nivel más profundo. 

Más conocida es la historia de Gandhi, el gran impulsor noviolento de la independencia de la India. Lo que no se conoce mucho de Gandhi son sus propias fuentes, de dónde bebió para conocer aquella sabiduría de la noviolencia que él mismo solía reconocer como más antigua que las montañas. La madre de Gandhi era jainista, una religión de la India profundamente enraizada en la noviolencia. El propio Gandhi, ya en sus años de adultez, fue un ávido lector del Bhagavad–Gita, uno de los textos más sagrados del hinduismo. Fue sin embargo su encuentro con el cristianismo, particularmente con el libro El reino de Dios está en vosotros, de Tolstoi, el que cimbraría en él buena parte del impulso y la inspiración que posteriormente dio pie a su satyagraha o búsqueda de la verdad, que es el modo en que nombraba y comprendía la lucha noviolenta. 

Lanza del Vasto 

A inicios de los años treinta del siglo XX el joven filósofo Lanza del Vasto llegó a la India y se encontró con Gandhi. Lanza había abandonado la academia por considerarla una pérdida de tiempo. Hacía ya un tiempo que peregrinaba por los caminos de Europa tratando de regresar a la evidencia, a lo más elemental y a las verdades más básicas de la vida. Poco antes había tenido una reconversión a su herencia cristiana al leer el libro De trinitate, de Tomás de Aquino. Por ese tiempo leyó también la biografía de Gandhi escrita por Romain Rolland, la cual le inspiró a viajar a la India para conocer a quien intuía vivía la auténtica verdad evangélica. 

En India, Gandhi no solamente recibió a Lanza, sino que lo acogió como su discípulo occidental. Le concedió el nombre de Shantidas o Servidor de la Paz. Después de algún tiempo en la India y de una serie de experiencias narradas en su libro Peregrinación a las fuentes, Lanza decidió regresar a su tierra y transmitir el mensaje gandhiano en la tierra más inhóspita de todas respecto a la noviolencia: la supuesta Europa cristiana. Allí tuvo que esperar casi una década hasta que, pasada la guerra y asesinado Gandhi, las semillas de su mensaje comenzaran a germinar poco a poco hasta fraguar la Comunidad del Arca noviolencia y espiritualidad. Esta comunidad desempeñó un papel importante en Francia, así como en el Vaticano II. Lanza llegó a viajar a Sudamérica donde se fundaron algunas comunidades, y tiempo después el Arca llegó hasta México a través de personajes como el poeta y activista Javier Sicilia. 

El Diccionario  

La herencia y la marca de Lanza del Vasto puede encontrarse tanto en la Comunidad del Arca y sus amigos que se han inspirado en ella, como en un conjunto de obras publicadas que han cimentado fuertemente no sólo reflexiones sino hasta acciones noviolentas. Además del ya mencionado Peregrinación a las fuentes, otras de sus obras principales son Vinoba o la nueva peregrinación, El Arca tenía por vela una viña, Umbral de la vida interior, Las cuatro plagas y La aventura de la noviolencia, entre otras. Lamentablemente la obra de Lanza del Vasto ha sido mal y pobremente traducida al español, además de que las ediciones son ya viejas y no existen reimpresiones. 

Como un esfuerzo por acercar la obra y el pensamiento de Lanza del Vasto a nuevos lectores y lectoras, Santiago Borda–Malo y yo nos dispusimos a trabajar en un diccionario del autor. Santiago es un filósofo colombiano que lleva más de 40 años leyendo a Lanza, incluso llegó a cartearse con él. Ha escrito otros materiales sobre Lanza, incluyendo una tesis de maestría. De él provino la idea y la mayor parte del trabajo, quedando en mis manos el trabajo de asistente y curador de la obra que finalmente ve la luz en la editorial Aliosventos. 

En las páginas del Diccionario se pueden encontrar palabras clave, personajes importantes que influyeron a Lanza o que se vieron influenciados por él. Nuestra intención es acercar a Lanza a más lectores y lectoras, así como hacer eco de la noviolencia en un cristianismo y un mundo ávido de ella. 

El libro puede descargarse gratuitamente en la página de Aliosventos o dando click aquí

A pesar de ser extenso, sabemos que este libro fue apenas un primer esfuerzo para dar a conocer el pensamiento de Lanza del Vasto. Consideramos que su voz es pertinente hoy más que nunca.  

4 comentarios

  1. Excelente artículo de mi coautor… Buen tiempo y buena mar para nuestro Diccionario, cercanos a las Bodas de Diamante (75 años: 1948 / 2023) de la Comunidad del Arca, mencionando no sólo a Shantidas (Lanza del Vasto), sino a su santa esposa Chanterelle, pilar del Arca, injustamente relegada con frecuencia.

  2. Excelente artículo de mi coautor filósofo mexicano Elías González. Queremos compartir con quien quiera este trabajo in memoriam del más fiel discípulo occidental de Mahatma Gandhi, Joseph Jean Lanza del Vasto, con quien tuve la fortuna de escribirme en 1978 – 1979, y quien me envió su maravilloso libro «Umbral de la vida interior». Que sea este un aporte de ALIOSVENTOS EDICIONES (México) a la celebración de 75 años de la fundación de El Arca, Comunidad noviolenta de Lanza del Vasto y su esposa Chanterelle (1948 / 2023). ¡Paz, Fuerza y Gozo!
    Santiago Borda-Malo Echeverri, Ph. D. en Filosofía Universidad Santo Tomás de Bogotá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Anterior
    Siguiente