ver más

Beirut, cerca de Belén

¡Jesús ha nacido! Jesús ha nacido en un pesebre entre los animales de un establo, en una noche fría y de unos padres que han dejado su hogar en busca de un sitio “seguro” para dar a luz.

En Beirut las noches son cada día más frías, la crisis económica ha dejado a pobres cada vez más pobres y se ha convertido en un lugar de migrantes, realidad que no se aleja mucho del nacimiento de Jesús.

La víspera de la Natividad se podría decir que comienza con la festividad de Santa Bárbara, el 4 de diciembre, en la que niños cristianos y musulmanes suelen salir a las calles a festejar a la Santa.

Después, durante casi dos semanas se presenta un gran número de conciertos navideños que están abiertos a todo el público y que, por lo general, se realizan en las iglesias cristianas.

El 24 de diciembre familias y amigos se reúnen en sus hogares para cenar y posteriormente participan de la celebración eucarística de medianoche para recibir el nacimiento de Jesús.

Que el nacimiento de Jesús ilumine a quienes viven el destierro por el hambre, la persecución y la guerra. Y que nos llene de fe, esperanza y caridad para ser instrumento en su creación y actuar en un mundo que necesita de su nacimiento, Él que es fuente de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Anterior
    Siguiente