ver más

Atender y acompañar a las víctimas de abusos  

En este mes de marzo el Papa Francisco nos invita a orar por las víctimas de abusos de miembros de la Iglesia: “Oremos por los que sufren a causa del mal recibido por parte de los miembros de la comunidad eclesial para que encuentren en la misma Iglesia una respuesta concreta a su dolor y sufrimiento”. A la luz de esta intención y de la Exhortación Apostólica Christus vivit (cv) los invito a ver y comentar estas películas que abordan de manera seria y profesional el tema de los abusos. 

En primera plana (Spotlight), de Tom McCarghy (EUA, 2015, 121 min) 

La película se desarrolla en el año 2002, cuando un equipo de reporteros de investigación del Boston Globe destapó los escándalos de abuso sexual a menores cometidos durante décadas por sacerdotes del estado de Massachussets. Esta película ganó el Óscar a mejor película y mejor guion original; Radio Vaticana la calificó como “honesta” y “convincente”. También ayudó a la Iglesia católica en Estados Unidos “a aceptar plenamente el pecado, admitirlo públicamente y pagar todas las consecuencias”. Comentemos lo que nos dice el Papa Francisco sobre diversos tipos de abuso: “Existen diversos tipos de abuso: de poder, económico, de conciencia, sexual. Es evidente la necesidad de desarraigar las formas de ejercicio de la autoridad en las que se injertan y de contrarrestar la falta de responsabilidad y transparencia con la que se gestionan muchos de los casos. El deseo de dominio, la falta de diálogo y de transparencia, las formas de doble vida, el vacío espiritual, así como las fragilidades psicológicas son el terreno en el que prospera la corrupción” (cv, 98). 

Examen de conciencia, de Albert Solé (España, 2019, 50 min) 

En esta serie documental, que podemos encontrar en Netflix, Miguel Ángel Hurtado ofrece un testimonio revelador sobre el abuso sexual que sufrió por parte de un sacerdote cuando tenía 16 años. Mantuvo su caso en silencio durante 18 años hasta que decidió denunciar y apoyar a otras víctimas que han sufrido abuso por parte de algunos miembros de la Iglesia española. A través del testimonio de víctimas, periodistas, expertos y religiosos se pretende hacer un examen de conciencia sobre esta realidad que tanto dolor y sufrimiento ha causado. Reflexionemos y comentemos estas palabras del Papa Francisco a los jóvenes y a todo el Pueblo de Dios: “Junto con los Padres sinodales, quiero expresar con cariño y reconocimiento mi ‘gratitud hacia quienes han tenido la valentía de deunciar el mal sufrido: ayudan a la Iglesia a tomar conciencia de lo sucedido y de la necesidad de reaccionar con decisión’. […] También muchos jóvenes presentes en el Sínodo han manifestado gratitud por aquellos que los acompañaron y han resaltado las gran necesidad de figuras de referencia” (cv, 99). 

Duda, de John Patrick Shanley (E.U., 2008, 104 min) 

La película comienza con el padre Flynn (Philip Seymour Hoffman) que da un sermón sobre la naturaleza de la duda, y señala que, como la fe, puede ser una fuerza unificadora. La hermana Aloysius (Meryl Streep), estricta superiora y directora de una escuela católica, discute el sermón del padre Flynn y siembra la duda con respecto a él y también en nosotros como espectadores. Reflexionemos lo que nos han dejado el visionado de la película y comentemos esto que nos dice el Papa Francisco: “Gracias a Dios los sacerdotes que cayeron en estos horribles crímenes no son la mayoría, que sostiene un ministerio fiel y generoso. A los jóvenes les pido que se dejen estimular por esta mayoría. En todo caso, cuando vean un sacerdote en riesgo, porque ha perdido el gozo de su ministerio, porque busca compensaciones afectivas o está equivocando el rumbo, atrévanse a recordarle su compromiso con Dios y con su pueblo, anúncienle ustedes el Evangelio y aliéntenlo a mantenerse en la buena senda” (cv, 100). 

Philomena, de Stephen Frears (Reino Unido, 2013, 98 min) 

Esta película, basada en hechos reales, nos cuenta la historia de Philomena Lee, una adolescente irlandensa que vivía en un internado de monjas y a quien, entre otros abusos, le fue arrebatado su hijo para darlo en adopción a una familia estadounidense. Cincuenta años después, Philomena (Judi Dench, estupenda) le cuenta todo a su hija y ésta se pone en contacto con un periodista de la bbc para que le ayude a encontrar a su hijo y contar su historia. Reflexionemos esto que nos dice el Papa Francisco sobre los pecados de la Iglesia: “Nuestros pecados están a la vista de todos; se reflejan sin piedad en las arrugas del rostro milenario de nuestra Madre y Maestra. Porque ella camina desde hace dos mil años, compartiendo ‘los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres’. Y camina como es, sin hacerse cirugías estéticas. No teme mostrar los pecados de sus miembros […] Tampoco deja de recitar cada día, avergonzada: ‘Piedad de mí, Señor, por tu bondad. […] Tengo siempre presente mi pecado’ (Sal 51,3.5). Pero recordemos que no se abandona a la Madre cuando está herida, sino que se la acompaña para que saque de ella toda su fortaleza y su capacidad de comenzar siempre de nuevo” (cv, 101). 


Imagen de portada: Fotograma-Examen de conciencia. Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Previous slide
    Next slide