ver más

México de aquí y de allá: la historia de un proyecto que llega al corazón 

Los mexicanos constituyen una de las poblaciones más grandes de inmigrantes en Estados Unidos y han desempeñado un papel decisivo en diferentes sectores de la economía en ambos lados de la frontera. Más allá de las aportaciones que los mexicanos hacen a nuestro país a través del envío de remesas, resulta indiscutible que nuestros compatriotas contribuyen significativamente a la riqueza de Estados Unidos en la producción, consumo, pago de impuestos y, sobre todo, «en la satisfacción de la demanda laboral sin que ese país haya tenido que sufragar los gastos que entraña su formación y reproducción», de acuerdo con la revista Migración y Sociedad, de la Universidad de Zacatecas, publicada en 2008.

Aunque suene a verdad de Perogrullo, sabemos que la migración es uno de los fenómenos más importantes para impulsar el progreso y el dinamismo de cualquier sociedad. Ya sea por razones económicas, políticas, familiares o de cualquiera otra índole, el emigrante cambia de residencia y emprende nuevos caminos con la esperanza de un futuro mejor. El viajero lleva consigo una maleta cargada de sabores, de recuerdos, de sonidos, de colores y de costumbres que la memoria recrea tenazmente como un mecanismo para paliar la nostalgia. Los mexicanos que parten a Estados Unidos experimentan un proceso de adaptación y ajustan su modus vivendi a los requerimientos del país de acogida, pero no abandonan el apego y el orgullo por su identidad. México vive allá y acá; México se recrea y se consolida a través de sus tradiciones que contribuyen a fortalecer y a difundir la cultura mexicana.

En este artículo nos enfocaremos en un proyecto extraordinario llamado México en el Corazón, evento cultural que surgió gracias a la iniciativa de un hombre multifacético y talentoso: Sergio David Suárez Ramírez, presidente de NAIMA (The North American Institute for Mexican Advancement).

La sede de NAIMA está en Melrose Park Illinois, «es una organización cuya misión es mejorar las vidas de la comunidad mexicana y mexiconorteamericana en Norteamérica por medio de iniciativas culturales, económicas, la creación de leyes y políticas públicas (…) en beneficio de la comunidad y el desarrollo de una agenda transnacional en México, Estados Unidos y Canadá», según se plantea en su sitio web.

Suárez Ramírez es un mexicano cuya visión solidaria ha marcado gran parte de su vida. No en vano siempre dice, entre muchos otros aforismos, que hay que luchar para «que ningún niño se quede en el camino». A Sergio no le agradan los adjetivos «paisano» ni «migrante» porque a lo largo de la historia han tenido connotaciones negativas. Prefiere que los llamen «mextranjeros», «mexicoamericanos» o «americanomexicanos», porque, a fin de cuentas, son ciudadanos íntegros en ambos países. Ellos pertenecen allá y acá y ese derecho se lo han ganado a fuerza de voluntad y mucho trabajo.

«¡Aterrizamos en el aeropuerto O ‘Hare!»

Suárez llegó a Estados Unidos a los 17 años, desde su natal Juanacatlán, Jalisco, siguiendo los pasos de su padre, Adalberto Suárez Cortés, y de sus hermanos mayores que ya estaban instalados en Chicago. Don Adalberto Suárez trabajó en Estados Unidos bajo el contexto laboral del Programa Bracero, un conjunto de acuerdos diplomáticos para regular el trabajo temporal de los mexicanos en aquel país entre 1942 y 1964. A pesar de su estatus de bracero durante muchos años, solo consiguió ‘arreglar sus papeles’ cuando uno de sus hijos mayores se convirtió en padre en aquel país. En ese entonces —1978— era posible que los hijos ‘de sangre’ que ya habían echado raíces en el territorio legalizaran la situación de sus progenitores. La familia Suárez Ramírez aprovechó tal coyuntura para que sus tres hijos menores también obtuvieran papeles y así fue como Sergio pudo instalarse en Estados Unidos.

Como sucede en muchas familias mexicanas, cuyo padre emigra al norte, los hijos quedan bajo el cuidado de las madres que se convierten en figuras de cohesión y de apoyo emocional. Las mujeres se erigen como una pieza clave para la organización financiera dentro del hogar y son la contraparte —y el complemento– de los hombres que partieron; son ellas quienes estiran el dinero para que todos coman, fungen como la autoridad que jala las orejas a los muchachos rebeldes y son las esposas que lloran en silencio por el dolor de la ausencia. A la madre de Sergio Suárez, doña María Isabel Ramírez Velásquez, también queremos recordarla y homenajearla en este artículo. Ella es una muestra de las mujeres valientes que lograron conservar la integridad de su familia a pesar de las vicisitudes que implicaba la separación.

El breve acercamiento a la historia de vida de Sergio Suárez es decisivo para entender el origen y la magnitud del tema que nos ocupa: México en el Corazón, un espectáculo artístico realizado en Estados Unidos, de costa a costa, que muestra lo más representativo de la música, los bailes y el folclor mexicanos a los connacionales y también al público estadounidense.

El jalisciense lleva en las venas el carácter altruista de su padre, don Adalberto, quien en su momento constituyó el Club pro–obras Juanacatlán, que ayudaba con múltiples proyectos a la comunidad de su pueblo. Permeado por ese espíritu generoso, Sergio se unió en 2005 a la fundación Necahual (que significa “sobreviviente”), cuya función es apoyar a niños, adolescentes y familias vulnerables con programas sociales y educativos en ambos lados de la frontera. Su implicación en la comunidad de Melrose Park, Illinois, le ha permitido conocer a muchas personas y crear redes de apoyo para las comunidades jaliscienses de aquí y de allá. El trabajo de Suárez es tenaz y gracias a sus acciones y a los lazos que ha tejido con diversos organismos civiles ha logrado transformar a su comunidad. Para muestra basta un botón…

Durante el Taste de Melrose Park, festival culinario que se realiza en el mes de septiembre y que coincide con el Día del Trabajo, Sergio preguntó al alcalde Ronald M. Serpico por qué no había suficiente representación de México en tal evento. En esa conversación —que, evidentemente, tuvo resultados favorables— surgió la oportunidad para que, en 2005, el señor Suárez consiguiera el escenario principal del festival donde un mariachi deleitó a los presentes durante dos horas. La presentación del mariachi en el espacio del Taste de Melrose Parkfue la simiente que luego dio lugar al evento más trascendente de la cultura mexicana en Estados Unidos: México en el Corazón.

Con el paso de los años la iniciativa de llevar el folclor mexicano a las comunidades establecidas en Chicago fue creciendo y echando raíces. Gracias a las redes que el juanacatlense ha logrado construir en los dos países, la gira de este año se presentará en más de 40 ciudades con el apoyo de 5,000 colaboradores. Como dice Sergio: «Es una responsabilidad compartida con negocios, colegios comunitarios, corporativos (y) ciudadanos».

El folclore que une corazones

Para echar a andar el evento se utiliza la infraestructura y el personal de NAIMA, quienes se encargan de contratar los camiones que transportan a los artistas, de hacer los pagos correspondientes y de resolver los imprevistos. Para gestionar las visas Sergio Suárez se apoya en el Gobierno de Jalisco, que también forma parte de las instancias que respaldan el evento y, en alguna ocasión, él mismo se reunió con el cónsul de Estados Unidos en Guadalajara para hablarle de México en el Corazón y así agilizar los trámites.

Podríamos decir que NAIMA es el centro de operaciones donde empieza la magia.NAIMA es una organización sin fines de lucro cuyos ámbitos de intervención abarcan las áreas económica, cívica, social y cultural. Las labores cívicas de la institución tienen un impacto positivo en la comunidad, porque apoyan la creación de políticas públicas y leyes favorables para los inmigrantes. Si de cultura se trata, en NAIMA se realizan y promueven exposiciones, cursos, talleres y espectáculos en grandes foros y escenarios que muestran la riqueza del arte y del folclor y el gran aporte que los mexicanos han hecho —y hacen cada día— a Estados Unidos.

Desde su primera edición, en 2015, México en el Corazón ha sido un espectáculo totalmente gratuito. Además de NAIMA, en su realización participan el Gobierno de Jalisco, el Gobierno de Guadalajara, el Consejo Nacional de Federaciones Jaliscienses de Estados Unidos (Confedejal) y la University of Guadalajara Foundation, entre otras instituciones. Mas allá de los requerimientos financieros, debemos precisar que la logística para llevar a cabo la gira es minuciosa y requiere de muchas horas de trabajo y del esfuerzo colectivo de numerosas personas en ambos lados de la frontera. Para que México en el Corazón llegue a más lugares es esencial el apoyo de los propios mexicanos que viven en Estados Unidos. En Anaheim, por ejemplo, los chiapanecos se juntan para recabar dinero entre los patrocinadores locales y para conseguir el espacio donde se presentará el espectáculo. Además, hablan con los medios de comunicación y consiguen dos noches de hotel y las comidas para todos los artistas. También se han sumado otras comunidades, como los michoacanos en Idaho y los poblanos en Nueva York. Ellos tienden puentes con los gobiernos locales y crean las condiciones para que México en el Corazón se lleve a cabo. «¡No necesitamos los bules para nadar! Es el trabajo lo que nos abre la puerta», dice con orgullo Sergio.

El proyecto que se concretó hace ocho años se ha convertido en un evento muy esperado por los mexicanos de Estados Unidos, ya que privilegia el acercamiento de las comunidades tanto urbanas como agrícolas al folclor de su tierra. En 2018 el espectáculorecorrió 13 mil 800 kilómetros en 30 días y visitó 15 ciudades en nueve estados, cuya población es mayoritariamente mexicana. En esa ocasión se abrieron nuevas sedes como Denver, Colorado, y la capital de la música, Nashville, Tennessee. En 2019 Canadá se incorporó a México en el Corazón y de esta manera la gira se llevó a cabo en los tres países de Norteamérica, con eventos en 17 ciudades en los estados de Nevada, California, Washington, British Columbia, Colorado, Nebraska, Illinois, Indiana, Tennessee, Texas y Jalisco.

Durante dos años la pandemia por covid–19 impidió la realización presencial de la gira, pero México en el Corazón organizó programas virtuales para mantener conectadas a las comunidades en Estados Unidos, Canadá y México. De los momentos más relevantes durante la crisis sanitaria citaremos «Un homenaje al amor», el cual se llevó a cabo el 14 de febrero para recordar al maestro Armando Manzanero y sus canciones. La velada romántica congregó a varios artistas que interpretaron las letras del autor yucateco: Guadalupe Pineda, Carlos Cuevas, Fabiola Finkmann, Jessica Duval y Caridad Castañeda, Jesús Ramos, Adrián Ramírez y Tatiana Sunay, Alejandro Raigosa y el Ballet Folclórico Guadalajara, quienes aderezaron el momento con su enorme talento.

Tras una pausa de dos años, México en el Corazón regresó a la presencialidad con más fuerza que nunca. En 2022 la gira se organizó en dos rutas que viajaron más de 11 mil millas recorriendo el oeste y medio oeste de los Estados Unidos, con 18 presentaciones en 15 ciudades en los estados de Nevada, California, Oregón, Washington, Utah, Colorado, Nuevo México, Tennessee, Indiana, Illinois y Texas.

La mente ágil de Suárez y su gran carisma siempre nos conmueven. Si existe la posibilidad de hacer un poco más —más ciudades, más colaboradores, más público, más artistas—, él toma el timón y echa sus naves al mar sin importar las tormentas que puedan vislumbrarse en el horizonte. Empero, no todo es miel sobre hojuelas. Sergio reconoce que en algunos lugares aparecen personas con actitudes discriminatorias que se niegan a recibir el festival. Pero una piedrita en el camino no lo desalienta: si un día llevó un mariachi al Monumento Nacional Monte Rushmore —el complejo monumental situado en Dakota del Sur en el que figuran los rostros de los presidentes estadounidenses George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln—, ahora sabe que todo es posible.

En una parte de nuestra conversación le pregunté por qué razón se involucra con tanta pasión en esta iniciativa y me contestó: «Hay que ocuparse».

En cierta época, su padre don Adalberto tenía que cruzar a Mexicali para comer menudo y escuchar música mexicana, de modo que ahora Sergio se encarga de llevar esa música a Estados Unidos. México en el Corazón también es un regalo para los seis millones de mexicanos que no pueden regresar a su tierra porque no tienen documentos. «¡La mayoría de ellos no estuvieron en el entierro de sus padres!», dice Suárez.

Las anécdotas conmovedoras entre el público que asiste a la gira son muchas. En uno de los espectáculos un señor lloraba conmovido ante la magia del folclor mexicano y su esposa lo consolaba tiernamente mientras le acariciaba la rodilla. En 2022, en Fresno, California, senadores y legisladores entregaron reconocimientos a los braceros, quienes se mostraron contentos porque nunca creyeron que merecieran tal distinción. México en el Corazón lleva la música, el baile y la alegría a tantas regiones para rendir un homenaje al trabajo y al legado que los braceros dejaron en los campos estadounidenses. Hay que agradecerles por su trabajo, por su esfuerzo, por su contribución y por su valentía; así lo cree Sergio Suárez.

2023 ha sido un año muy prolífico para México en el Corazón, pues en esta ocasión se plantearon dos recorridos. El primero es la ruta oeste, que se efectuó del 23 de mayo al 11 de junio. El banderazo de salida se dio el 23 de mayo en la Plaza de Armas de Guadalajara, y a la ceremonia asistieron, además del presidente de NAIMA, el gobernador de Jalisco, el alcalde de Guadalajara, el presidente de la Fundación Universidad de Guadalajara USA y el director de atención al migrante del Gobierno de Jalisco, entre otros funcionarios.

En la ruta oeste, que abarcó las ciudades de Anaheim, Lynwood, Madera, el norte de California, Portland, Seattle, Sun Valley y Ogden, se vivieron momentos de gran júbilo. Con los lemas «Allá y acá», «Somos uno», «Con la frente en alto» y «De costa a costa», México en el Corazón llegó a los campos agrícolas para deleitar a los trabajadores con el encanto de la música, del canto y del baile. Los mariachis transitaron junto a los sembradíos e inundaron el ambiente con la perfección de sus notas. Las faldas coloridas de las bailarinas se agitaron por la fuerza del viento y sus movimientos gráciles y expresivos interrumpieron la faena en el campo mientras los rostros asombrados reflejaban su emoción. «¡No, pos como que estoy reviviendo!», decía uno de los espectadores con su voz trémula.

La primera parte de la gira 2023 rindió homenaje a Jalisco por sus 200 años como estado libre y soberano en el Utah State Capitol. En el imponente recinto, de arquitectura neoclásica, los artistas jaliscienses interpretaron con música de mariachi y salterio la melodía «Rondinella», del compositor tonalteca José Gorgonio ‘Gori’ Cortés Carrasco. El Capitolio, en el Estado de Utah, inaugurado en 1916, es la casa de gobierno del estado del mismo nombre y alberga las cámaras y oficinas de la Legislatura del Estado de Utah, las oficinas del gobernador, el vicegobernador, el fiscal general, el auditor del estado y su personal.

A finales de agosto y principios de septiembre se iniciará la segunda ruta de México en el Corazón, que viajará por la costa este y el medio oeste de Estados Unidos. En esta etapa se abrirán nuevos escenarios y ciudades con presentaciones gratuitas en Tennessee, Indiana, Michigan, Illinois y Texas. Al hablar de México en el Corazón el señor Suárez se conmueve y afirma que es importante llevar estos eventos a Estados Unidos para que los mexicanos refuercen su identidad —o, mejor dicho; una parte de ella.

«Cuando llegan los mariachis y empieza el baile nos da mucho orgullo, queremos presumir nuestra cultura y sentir que también somos de ahí. Los mexicanos salen con el pecho erguido y amando lo que son. ¡Una persona que no se quiere no progresa y no se puede progresar si no se conoce a sí mismo! ¡Nos merecemos los mejores lugares!», dice Suárez.

El 27 de agosto Times Square se convirtió en una gran fiesta mexicana gracias a la magia del baile y de la música. Seguramente esta escena quedó grabada con tinta indeleble en la mente de los espectadores que tuvieron la fortuna de andar por ahí. Así lo describe Sergio Suárez: «El público con la piel chinita, lágrimas en los ojos, alegría y gran júbilo, vivió lo más bello del folclor mexicano en The Bronx y Manhattan; con presentaciones especiales en lugares icónicos como The Metropolitan Museum of Art y  Central Park».En las calles de Nueva York persiste el eco de las notas que dejaron las trompetas, los violines, las guitarras, los zapateados y los cantos.

Migrar también es un derecho

Sergio Suárez Ramírez creyó que su estadía sería temporal, aunque finalmente se quedó en Estados Unidos y construyó una vida próspera y una bella familia. México en el Corazón es una de las muchas causas que defiende. El pasado 26 de julio participó con los legisladores del Partido Demócrata de Estados Unidos, incluido el progresista Jesús ‘Chuy’ García, en una asamblea en la que solicitaron al presidente Joe Biden que otorgara más permisos de trabajo a migrantes indocumentados. Sergio Suárez coincidió con el legislador —representante de un distrito con mayoría hispana en la ciudad de Chicago— al considerar prioritario que Biden ofrezca permisos de trabajo tanto a los inmigrantes indocumentados recién llegados, como a aquellos que han vivido en Estados Unidos durante décadas.

«En los últimos meses, el gobierno de Biden ha otorgado esos permisos a nacionales de Cuba, Haití, Venezuela y Nicaragua en un intento por incentivar la migración por vías regulares y reducir las llegadas a la frontera con México. Sin embargo, el ejecutivo no ha ofrecido autorizaciones similares a ninguno de los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven en los Estados Unidos, de los cuales aproximadamente cinco millones son originarios de México», señala la Agencia EFE.

En esa manifestación, nuestro jalisciense pronunció un emotivo discurso:

«Cuatrocientos cuatro mil puestos de trabajo están abiertos en este momento, sólo en el estado de Illinois.

Soy Sergio Suárez, empresario propietario de pequeños negocios y por 45 años orgullosamente inmigrante aquí en los Estados Unidos de América. También soy el presidente de NAIMA.

En nuestras iniciativas económicas y culturales, cientos de miles de mexicoamericanos se han reunido y algunos organizado en esta gran nación. Apreciamos la dignidad de un estatus migratorio y los permisos de trabajo que han dado a los inmigrantes de Cuba, Venezuela, Ucrania y de otros países, y agradecemos a la administración del presidente Biden por haberlo hecho posible. Pero hoy estamos aquí porque sentimos que los seis millones de mexicanos que ya están contribuyendo y trabajando aquí en los Estados Unidos en todos los sectores por más de 30 años en este país no deben ser pasados por alto.

Los candidatos políticos pronto estarán solicitando el voto de los mexicoamericanos e invitamos al presidente Biden a no tener un punto ciego hacia la comunidad mexicana y con aquellos que ya están aquí trabajando por décadas. Asegurémonos (…) que el Sueño Americano esté al alcance de todos y que continuemos construyendo una fuerte y próspera nación.»

La labor cotidiana de Sergio nos muestra la importancia de creer en los sueños, de romper las barreras —y los prejuicios— y de honrar la memoria de nuestros ancestros perpetuando las tradiciones de una forma excepcional, como lo es México en el Corazón.

Ya lo decía Bertolt Brecht: «Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles». Sergio David Suárez Ramírez pertenece a esta última categoría.


Imagen de portada: Henry Romero- Reuters

14 comentarios

  1. Mi más sincera admiración para mi amigo Sergio Suárez. todo un ejemplo a seguir muy a orgulloso de conocerle. Deberíamos de haber muchos como el, nuestro mundo sería mucho mejor. Acá y allá saludos!!!!

  2. Increíble reportaje!!!!!! Excelente redacción, y más que todo, el contenido, de enorme valor!!!!!! Tengo el gusto de contar con la amistad de Sergio Suárez, mi admiración, respeto y solidaridad ante enorme esfuerzo! Gran ejemplo de lo que un ser humano logra al “ocuparse” de ayudar al hermano de sangre y de patria 👏🏼👏🏼👏🏼🇲🇽🇲🇽🇲🇽

  3. Este artículo destaca por su excepcional destreza narrativa y su profundidad conceptual. La maestría del autor se revela en una prosa sofisticada, respaldada por una estructura argumentativa robusta y un uso exquisito del lenguaje. Es una obra que no solo deslumbra con su erudición, sino que también cautiva al lector con su brillantez y elegancia literaria. En un panorama saturado, este artículo resplandece como una joya intelectual, y su autor merece elogios por su contribución notable.

  4. Me resultó muy interesante este artículo. Me parece que, cuando hablamos de migración, la mayoría de las veces son puras cosas negativas y nunca de las cosas positivas lo cual este artículo aborda perfectamente. Nos podríamos preguntar, en qué medida este artículo nos muestra una visión “distinta” de los procesos de migración que conocemos desde el sur hasta Estados Unidos? Los invito a debatir esto en la sección de comentarios del artículo.Shoutout a Patricia Núñez Gomez que escribió e investigo este hermoso tema de manguera- fascinante!!! PD: fue mi maestra en el bachillerato 🇸🇪🇸🇪

  5. El artículo aborda la significativa contribución de los mexicanos en Estados Unidos, tanto en términos económicos como culturales. Se centra en el proyecto «México en el Corazón», iniciado por Sergio David Suárez Ramírez, presidente de NAIMA. Este evento celebra y difunde la cultura mexicana en EE. UU. a través de la música, el baile y el folclor. Se destaca la importancia de la migración en el progreso social y cómo los mexicanos mantienen sus tradiciones vivas en el extranjero, contribuyendo a la diversidad cultural y económica en EE. UU. El artículo también reconoce los desafíos y la adaptación de los inmigrantes, resaltando su impacto positivo en ambos países. La verdad el articulo esta super chido se lo enseñe a mi hijo y se puso a llorar pero estuvo chido la verdad me gustó mucho bastante si lo volvería a leer la verdad enserio pero pues si hizo llorar ami bendición linda pero también la verdad esta chidillo no le cambiaria nada bueno a lo. Mejor que mencionen a mi patitas de molcajete José torres pero fuera de eso esta muy chidillo el asunto sabes porque a veces se nos olvidan ese tipo de cosas que son importante y te hace reflexionar como nos perdemos de momentos importantes con la familia por estar en el celular y como el gobierno hizo la plan-demia para mantenernos bajo su control mental

  6. En general, el artículo es bastante interesante, o chido como dirían algunos. Pero, cambiando un poco el tema, hay que considerar cómo a veces nos perdemos en la complejidad de la vida diaria, en teorías de conspiración y en la rápida evolución de la sociedad. A veces, es importante recordar la importancia de «perder el tiempo» de una manera constructiva, reflexionando sobre nuestras raíces culturales y la riqueza que la diversidad aporta a nuestras vidas. La cultura, al igual que los eventos descritos en el artículo, nos recuerda nuestra humanidad compartida y la importancia de apreciar nuestras diferencias y similitudes.

  7. La narrativa del artículo sobre la migración mexicana y su impacto socioeconómico en Estados Unidos y México, evoca el espíritu y la maestría narrativa encontrada en «Don Quijote» de Miguel de Cervantes. Al igual que Cervantes, el autor del artículo utiliza un lenguaje rico y descriptivo para contar una historia poderosa y emotiva, una que trasciende las meras estadísticas para tocar el corazón del lector.

    Como Don Quijote, que emprende un viaje no solo físico sino también de autodescubrimiento y reflexión, los protagonistas del artículo, los migrantes mexicanos, se embarcan en un viaje que es tanto geográfico como existencial. Su historia es una de esperanza, sacrificio y la búsqueda continua de una vida mejor. El autor del artículo, al igual que Cervantes, consigue infundir en su narración un sentido de aventura, pero también de profunda humanidad y realidad social.

    La rica descripción de las experiencias y emociones de los migrantes mexicanos recuerda a las vívidas escenas y complejos personajes de «Don Quijote». Hay un paralelo claro en la manera en que ambos textos exploran temas de identidad, comunidad y la lucha por la justicia y el reconocimiento. Además, la articulación de los desafíos y triunfos de los migrantes refleja la dualidad quijotesca de la realidad frente a la idealización, y la lucha por mantener la dignidad y los valores en un mundo que a menudo parece indiferente.

  8. Hey! Acabo de leer un artículo súper interesante sobre los mexicanos en Estados Unidos y tengo que contarles sobre esto. Es como una mezcla de historia, emociones y datos reales, pero contado de una manera que no te aburre. 📖✨
    Primero que nada, ¿sabían que los mexicanos son una de las comunidades más grandes en EE.UU.? Y no es solo que estén allí, sino que están haciendo un montón por la economía y la cultura, tanto allá como acá. Es como super impresionante cómo han influido en todo, desde la producción hasta el arte. 🌎💼
    Lo que más me llamó la atención es cómo el artículo habla de la migración. No es solo mudarse de un lugar a otro, sino toda la historia que llevan consigo: sus recuerdos, su música, sus tradiciones. Es como si llevaran un pedacito de México donde quiera que van, y eso es algo muy poderoso. 🇲🇽❤️
    Además, hay esta parte sobre un proyecto llamado «México en el Corazón» que me encantó. Es como un evento cultural gigante que muestra lo mejor de México en EE.UU. Habla de cómo un hombre, Sergio Suárez Ramírez, ha estado usando la cultura para unir a la gente y mostrar lo orgullosos que están de sus raíces. ¡Eso es algo súper inspirador! 🎉🎶

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Previous slide
    Next slide