ver más

Vida Interior

Nuevos moldes, nuevos ojos, nuevos amigos

Camino despacio pero con prisa, con ansiedad pero sin fuerza; con la urgencia de llegar a lugares que evitaré una vez que los tenga enfrente. Lugares a los que me presentaré con las manos vacías y con los pies cansados. Camino de forma incongruente, anhelando un abrazo, pero queriendo andar por mi cuenta.

Leer más ...

La mochila de mi día a día

Tenía miedo y ansias de encontrarte, Señor; también desolación y un deseo de sentirme viva. Eso era todo lo que, según yo, quería cargar en mi mochila. Ese miedo a convivir con personas nuevas, ese miedo a estar sola en momentos de oración, ese miedo al cansancio físico, el miedo al frío y a pasarla mal.

Leer más ...

¿Quieres escribir en Christus? Contáctanos

Suscríbete al boletín semanal
Enlázate con