ver más

Kairós, andar en el tiempo de Dios

En julio de 2022 dedicamos el número 838 de la revista CHRISTUS a la sinodalidad. Al aplicar esta expresión a la Iglesia se indica que el Pueblo de Dios, sin excepción, está inserto de forma conjunta y participativa en su historia y constitución. Las estructuras jerárquicas o las investiduras no son buenas compañeras en el peregrinaje sinodal, pues éste implica formar Iglesia en el camino, de acuerdo con el contexto y la realidad en las que andamos y discernimos.

Una buena manera para experienciar o zambullirse en la escena de la sinodalidad de la Iglesia —de nueve iglesias en este caso— es seguir los pasos de la ruta que ha emprendido Mauricio López Oropeza en Discernir la voz de Dios en este Kairós eclesial: claves sinodales desde la territorialidad amazónica (CELAM / PPC, 2023). Las claves que el autor recoge en su peregrinaje desde las iglesias que constituyen la Red Eclesial Panamazónica (que incluye Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela y Guayana Francesa) son fruto de su camino compartido con los habitantes de ese territorio, tan majestuoso como amenazado, y de experimentar la profunda indefensión en la periferia.

En su bitácora de viaje Mauricio nos devela cómo al sentir la limitación y adueñarse absolutamente de su profunda fragilidad personal, él y los habitantes de la Amazonía pudieron ser capaces de volcarse irremediablemente al propósito común; de poner su vida como un mero medio y «responder a la hermosa lógica de Dios de sabernos parte de un plan mayor en el cual somos partículas imprescindibles […] para construir ese otro mundo posible, el Reino».

Es así como, al compartir la vida con quienes habitan la Amazonía, Mauricio López no sólo aprendió a honrar a los ancestros de esos pueblos, también descubrió cómo estas presencias viven y actúan en sus vidas cotidianas, sosteniéndolos y tejiendo con ellos horizontes posibles.

Foto: © klublub, Depositphotos

Radicalizarnos por un mundo posible

Las reflexiones del autor muestran rutas y debates, encuentros, diálogos y desencuentros. Éstos nos confrontan como lectores ante nuestra propia insensibilidad social, causada por la creciente inequidad y el individualismo que atiza la «cultura del descarte», concepto utilizado por el papa Francisco para referirse a la indolencia social frente a la tragedia. Al mismo tiempo nos reta a dejarnos tocar por la alteridad, esto como una forma de romper la apatía y ser parte de ese otro mundo posible, pues «la paradoja es que, para encontrar nuestra verdadera interioridad, el camino es sólo mediante el encuentro profundo con el otro, es decir, desde la alteridad radical».

La visión de la Iglesia sinodal —que parte de la alteridad, la comunidad y la radicalidad de ser periferia— que testimonia Mauricio López se contrasta con esa Iglesia vacía, centrada en su estructura y en sus prácticas anquilosadas e incongruentes. «Estas situaciones en torno a la Iglesia la llevaron a la crisis interna que vive en nuestros días. Con esto se abre la posibilidad de no creer, la posibilidad de configurar un ateísmo funcional o una sustitución del Dios de Jesús, por el nuevo “dios mercado globalizado” y los otros tantos “dioses” que nos enajenan, que ofrecen respuestas inmediatas, pasajeras, a la medida, pero que nos van vaciando cada vez más del sentido de fraternidad al que estamos llamados como humanidad».

El riesgo mayor, nos comparte el autor, es la creciente indiferencia y desarraigo que tenemos como sociedad, pues no logramos «asumir la liquidez indomable de nuestro entorno» frente a una Iglesia que tampoco tiene mucho que decirnos; que no tiene carisma para retenernos y ser nuestro cauce, pues está diluida en sus propias contradicciones.

El tiempo y el contexto precisos, el Kairós

Al discernir la voz de Dios, a través de las realidades ambivalentes del ecosistema amenazado y vivificante de la Amazonía, Mauricio enmarca estas contradicciones en el encuentro esperanzador de las nueve iglesias que, al unirse, procuran despertar nuestras conciencias y entusiasmarnos con su carisma.

El Kairós, esa oportunidad temporal y contextual que este caminante ha experimentado al toparse y embeberse con las realidades paradójicas de la Amazonía, le ha permitido aprender de los pueblos que la fuerza de Dios —que es también la de ellos y ellas, unida a la de sus ancestros y sus descendientes— radica en la conciencia plena de su propia fragilidad. Esa condición, mínima e irreductible, es cauce natural e irremediable que nos conduce al amor, a la visión de la Iglesia sin jerarquías, a la Iglesia consciente de las claves que la constituyen. Entre éstas encontramos el discernimiento, el encuentro pleno con las demás personas, la experiencia compartida, la conciencia de que somos una parte, y la esperanza de que en el plan mayor de Dios somos sus partículas insustituibles. 


Discernir la voz de Dios en este Kairós eclesial: claves sinodales desde la territorialidad amazónica de Mauricio López Oropesa, es una co-edición entre la Editorial CELAM (Conferencia Episcopal de Latinoamérica) y la editorial PPC (ppc-editorial.com) y puede solicitarse a través del correo info@ppc-editorial.com.co; alservicio@ppc-editorial.com.mx 

¿Qué significa la REPAM? 

REPAM es la red de la Iglesia católica que promueve los derechos y la dignidad de las personas que viven en los países colindantes con el río Amazonas. Es un proyecto que nació a partir de la Exhortación apostólica postsinodal Querida Amazonia (2020), del papa Francisco, en el que participan las nueve iglesias de la región del Amazonas (Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela y Guayana Francesa) y que cuenta con el apoyo de la Conferencia Episcopal de Latinoamérica, CELAM. 

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Previous slide
    Next slide