ver más

Evangelio del domingo 13 de noviembre

«Yo mismo les daré palabras y sabiduría»

NOVIEMBRE

Domingo 13

XXXII del Tiempo Ordinario

  • Mal 3, 19-20
  • Salmo 98(97)
  • 2Tes 3, 7-12
  • Lc 21, 5-19

Un mundo arrebatado por la violencia y el desconcierto pretende imponer sus criterios de caos y sumisión al más fuerte. Es la imagen que Jesús pinta ante sus discípulos denunciando la guerra encubierta que gobierna Jerusalén (la que debiera ser ciudad de paz) y que amenaza con asesinarlo. Sin embargo, Jesús invita a confiar en la promesa de Dios que nos devuelve el derecho de trabajar tranquilamente, como dice Pablo, y aguardar la vida verdadera, porque ha de llegar. Nos libera así de correr tras los amagos de la desesperación, para detenernos a encontrar, promover y anunciar los signos de la alegría, la paz, la justicia que, como hija de Dios, merece vivir la humanidad. Es ése el camino que se abre, ése el camino de la verdad.

§ Las palabras de Jesús nos permiten mirar el mundo en que vivimos con la verdad de su violencia. No tenemos que esperar a un final de los tiempos para denunciar estos tiempos sin sentido y donde el único destino parece ser la destrucción de la esperanza. Pero Jesús nos llama a la esperanza y podemos mirar su rostro cuando nos asegura que Dios no nos abandona y sigue trabajando por dar vida, como antes, como siempre, porque es fiel.

§ Apoyados en esa fidelidad, también nosotros podemos darnos la oportunidad de revisar en nuestro corazón lo que verdaderamente queremos, lo que sabemos digno y justo para nuestra humanidad y decidirnos a buscarlo, porque nuestra vida no se sostiene en una caprichosa fortuna o en la fuerza de los violentos, sino en la promesa de vida abundante que el Padre nos ha hecho.

§ Pidamos, pues, a Dios que sostenga nuestros deseos de justicia, paz y dignidad y libere nuestra capacidad para dejar que broten de ellos proyectos en los que podamos trabajar, pues ningún esfuerzo que nazca de ahí quedará abandonado por el Padre de Jesús, el Dios de la vida abundante y del amor.

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Anterior
    Siguiente
    Artículos relacionados