ver más

El papel de la Biblia en la formación espiritual de la niñez

En la catequesis, el uso de la Biblia es fundamental para introducir a los niños en el mundo de la fe. De otra manera, ¿cómo les hablamos de Dios? ¿qué les decimos de él si no es con la Biblia en la mano? Por eso hoy queremos ejemplificar esta afirmación compartiendo contigo un ejemplo práctico que sucede durante la catequesis, siguiendo los pasos del método ver, pensar, actuar, celebrar y evaluar.

Tema: Los libros del Nuevo Testamento

Cuando se imparte este tema, el objetivo central es que los niños conozcan qué libros componen el Nuevo Testamento.

En el caso de los libros de Dabar, el libro guía tiene un apartado donde se exponen todos los conceptos necesarios para este tema. Se llama “reflexión para el catequista”.

 Ambientación

Para crear una atmósfera adecuada, se sugiere entonar el canto “Tu palabra me da vida”, muy propio para este tema. Si no sabes la tonada, puedes previamente escucharla en Internet.

A continuación puedes hacer esta breve oración:

Amigo Jesús, te pedimos que nos acompañes esta mañana porque queremos conocerte mejor a través de lo que nos cuentan tus amigos que escribieron muchas cosas que tú hiciste para nuestro bien.

Después de esto, es momento de abordar el tema, siguiendo los pasos de nuestro método formativo.

  1. Nuestra realidad

Para este primer paso puedes pedir a los educandos que traigan a la sesión los libros que usaron el año pasado. La dinámica tiene por objeto que los niños y niñas puedan reconocer cómo los libros de texto que llevan tienen una secuencia. Para ello, en equipos de 5 niños y niñas, recibirán un juego de libros que irán revisando: un equipo revisará los de matemáticas, otro los de historia, español… Mientras los grupos están trabajando, puedes hacerles algunas preguntas como:

  • ¿En qué se parecen los dos juegos de libros, los del año pasado y los de este?
  • ¿En qué se diferencian?
  • ¿Se contradicen los libros que usaron en tercero con los de cuarto? ¿Por qué?
  • ¿Enseñan los dos exactamente lo mismo?

Una vez que los grupos hayan trabajado y contestado se concluye con lo siguiente:

  • Los libros de estudio de nuestra escuela no se contradicen; unos son continuación de otros, y entre todos nos permiten tener un conocimiento completo o amplio de los contenidos que debemos saber al terminar la educación primaria.
  • Si por alguna circunstancia, algún compañero tuviera que abandonar la escuela, no llegaría a recibir todos los conocimientos que se necesitan para terminar la primaria.
  • Algo similar sucede con la Biblia. Tiene dos grandes partes, como ya hemos visto el año pasado. Las dos se complementan y no se contradicen. El AT y el NT nos ayudan a descubrir el plan de salvación de Dios para la humanidad.
  1. Pensemos juntos

En un segundo momento, se invita a dos alumnos a leer las citas de 1Tim 2,4-5 y Heb 1,1-2. Después de cada lectura se resalta el mensaje principal de cada texto.

Una vez leídos los textos y reflexionado el mensaje, se pide a los alumnos que lo escriban en su libro de trabajo.

  • Timoteo 2,4-5.
  • Hebreos 1,1-2.

Al realizar el ejercicio, puedes hacer la siguiente reflexión:

La Biblia nos presenta un gran mensaje de amor y de salvación para todos. Debemos leerla con gran entusiasmo para conocer ese mensaje. La lectura del NT nos ayudará a lograrlo. Por eso es importante saber que:

  • Las enseñanzas del NT se refieren sobre todo a Jesús de Nazaret, a su vida, su predicación y sus obras; a su muerte y resurrección. En sus páginas nos presenta a Jesucristo como respuesta las esperanzas de su pueblo.
  • El NT también contiene el testimonio de los primeros discípulos de Jesús, quienes lo siguieron durante su vida y después de su resurrección. Su predicación dio origen a las primeras comunidades cristianas.
  • En los libros del NT se nos da a conocer cómo Dios cumplió y llevó a su plenitud el plan que había empezado en el AT.
  • 27 libros componen el NT. No se escribieron todos al mismo tiempo. Se fueron escribiendo a partir del año 50 DC, y el último se concluyó el año 100 DC.
  • No fue solo un autor el que escribió todos los libros, sino que, inspirados por Dios, los escritores fueron varios: apóstoles, evangelistas y miembros comunidades cristianas.

La siguiente actividad puede realizarse en forma de concurso. De manera individual o por parejas hay que completar lo que viene en su libro de trabajo. Para ello se necesita que cada alumno tenga su Biblia. Los primeros en responder ganan un punto. El premio será un aplauso, una porra o una felicitación.

  1. Los libros que cuentan la vida de Jesús se llaman Evangelios, y sus autores son: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.
  2. El libro que sigue después de los evangelios y cuenta el comienzo de las primeras comunidades se llama: Hechos de los apóstoles.
  3. El apóstol que más cartas escribió a las comunidades fundadas por él se llamó: Pablo.
  4. Menciona cuatro de las cartas escritas por san Pablo (respuesta abierta):
  5. ¿Cuántas cartas escribió el apóstol Pedro? Dos.
  6. ¿Cuántas cartas escribió el apóstol Juan? Tres.
  7. ¿Cuáles son las otras dos cartas que llevan el nombre de apóstoles diferentes de Pablo, Pedro y Juan? Santiago y Judas.
  8. ¿Cómo se llama el último libro del NT? Apocalipsis.
  9. El compromiso: ¿Qué voy a hacer?

Motiva a tus alumnos para que elijan un día a la semana en el que puedan dedicar, por lo menos diez minutos, a la lectura de la Biblia, en el lugar especial que han preparado para ello.

Como tarea y para compartir en familia, puedes pedir que iluminen el dibujo de la biblioteca que tienen en su libro, como sigue:

  • Rojo, los cuatro evangelios.
  • Verde, el libro de los Hechos.
  • Azul, las cartas de san Pablo.
  • Amarillo, las cartas católicas.
  • Café, libro del apocalipsis.

Completar la frase que tienen en el dibujo: En el Nuevo Testamento encontramos y conocemos a Jesucristo. Él es la respuesta de Dios a las esperanzas de su pueblo.

  1. Celebramos como empezamos, incluyendo lo que aprendimos

Puedes terminar tu reunión repitiendo el coro del canto de inicio y alguna estrofa del mismo. O también puedes transformar la oración del inicio, pero ahora en forma de acción de gracias.

  • Jesús, gracias, porque ahora sabemos dónde podemos conocerte a través de los evangelios.
  • Jesús, gracias, por… (pide que los niños completen las frases).
  1. Evaluamos nuestro aprendizaje

Con el estilo del concurso inicial, puedes concluir:

  • ¿Cómo se llaman los libros que hablan de la vida de Jesús? Evangelios.
  • Díganme el nombre de un evangelio: Marcos, Mateo, Lucas, Juan.
  • ¿Quién se sabe el nombre de una carta de san Pablo?
  • Alguien que comente qué hicimos para conocer los libros del Nuevo Testamento. Debe describir las dinámicas realizadas.
  • Alguien que nos dé una calificación del 1-10 de cómo participamos.

En resumen, utilizar dinámicas, cantos, trabajo en equipo y colorear son métodos efectivos para enseñar a los niños y niñas sobre los libros del Nuevo Testamento, incluyendo cuáles son, cuántos son y de qué tratan. Después de establecer una comprensión general, el siguiente paso es invitar a los niños a leer textos seleccionados del Nuevo Testamento con el propósito de encontrarse con Jesús y colaborar en su misión de construir un mundo más humano para el bienestar de todos. Este enfoque ayuda a fomentar la fe y los valores cristianos en la educación religiosa de la primaria, y puede preparar a los niños para un futuro en el que puedan aplicar estos valores en su vida diaria.


Foto de portada: Carlos Daniel-Cathopic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en nuestras redes sociales
Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Previous slide
    Next slide
    Artículos relacionados