ver más

Rectores del SUJ firman la declaración Ecojesuit hacia la COP28

Ecojesuit, la Red Global de Defensa Ignaciana en Ecología, el Secretariado de Ecología de Justicia Social, las 6 Conferencias de la Compañía de Jesús y más de 100 miembros de la Familia Ignaciana, se unen en esta declaración colectiva para la familia humana y el cuidado de la Casa Común. Esta es una afirmación del compromiso con Laudato Si’, Laudate Deum y la cuarta preferencia apostólica sobre el Cuidado de la Casa Común al involucrarse a nivel local, nacional y global con el proceso de la COP de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Todos nos sumamos al llamado del Laudate Deum para que la COP28 sea «un evento histórico que nos honre y ennoblezca como seres humanos» a través de cinco puntos concretos de acción:

  1. Comprometerse a  desarrollar el  Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles , recortar las emisiones mediante una eliminación gradual justa de los combustibles fósiles y responsabilizar a los principales contaminadores.
  2. Transformar los sistemas financieros  estableciendo flujos financieros equitativos del  fondo de Pérdidas y Daños  para comunidades vulnerables al clima
  3. Implementar una acción climática en materia de agricultura y seguridad alimentaria  ( trabajo conjunto de Sharm el-Sheikh sobre la implementación de la acción climática y la seguridad alimentaria o SJWA ) que defienda el papel de la agroecología y las soluciones basadas en la cultura para abordar las vulnerabilidades de los alimentos y el agua.
  4. Entregar anualmente 100 mil millones de dólares de financiación climática pública y privada  a los países desarrollados en apoyo del Sur Global, y cerrar brechas para cumplir el objetivo de 4,3 billones de dólares para 2030 ( OCDE e Iniciativa de Política Climática, 2022 ), y
  5. Comprometerse a  corregir  las deficiencias de adaptación y mitigación  para mantener vivos los objetivos del Acuerdo de París de 2015.

En nuestra misión compartida, buscamos una defensa coherente de la justicia climática Sur-Norte mediante:

  1. Construir colaboración en agroecología (justicia alimentaria y hídrica) reuniendo acciones con jóvenes, redes eclesiales, grupos de la sociedad civil y defensores de la justicia climática;
  2. Promover las contribuciones de los pueblos locales e indígenas como respuestas basadas en la cultura a la crisis de vulnerabilidad alimentaria y hídrica;
  3. Alentar a nuestras instituciones y socios a participar en el proceso de la COP a nivel local, regional y global para fortalecer una defensa basada en la fe;
  4. Fomentar asociaciones entre los apostolados social y educativo para una mayor conexión y servicio a la población local y la creación;
  5. Acompañar a nuestras instituciones, especialmente en el Norte Global, a profundizar su compromiso de abogar por mejores políticas sobre transición justa, desinversión y cambios de estilo de vida.

Reconocemos la urgencia de ir más allá de los silos. Involucrar a la sociedad civil, las empresas y las instituciones educativas es nuestro desafío en una defensa compartida de la justicia climática, que conduzca a intervenciones a nivel de políticas en nuestros propios contextos nacionales. Es imperativo transformar los sistemas para centrarse en la inclusión y la equidad.

Reconocemos humildemente que tenemos un largo camino por recorrer hacia una conversión ecológica genuina, sin embargo, nuestras acciones y compromiso compartidos nos llaman a un acompañamiento y una colaboración más profundos. Nuestra fe permite un sentido de visión y esperanza por un mundo más justo que es muy necesario.

La declaración se puede descargar aquí 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín semanal

    Enlázate con
    Previous slide
    Next slide